Totti, relevado

La bota de oro, más de una década después, volverá a ser conquistada por un jugador del Calcio.

Ciro Immobile, el que fuera en la temporada 2015/16 jugador del Sevilla FC en el primer tramo de la liga, está muy cerca de conquistar la Bota de Oro, galardón que reconoce al máximo goleador de las grandes ligas europeas. Este prestigioso trofeo ha sido recibido por los mejores atacantes de la historia, siendo muchos quienes han luchado por él desde que en la temporada 1967/68 Eusébio, el mítico delantero del Benfica, ganase la primera edición.

Ronaldo, Van Basten o Roy Mackaay son algunos de los letales atacantes que pueden presumir de haberlo logrado. Caso distinto es el de Telmo Zarra, quién pese a ser el máximo goleador del viejo continente en la temporada 1949/50 enrolado en las filas del Athletic Club, no recibió dicho trofeo por el simple hecho de su inexistencia.

Pero esta vez, pase lo que pase, el trofeo pertenecerá a un jugador del Calcio puesto que Cristiano Ronaldo, el ariete de la Juventus, es el único jugador que puede batir los hasta ahora 35 goles de Ciro, cifra que le bastó para superar al polaco Lewandowski después de su última diana ante un malherido Brescia.

Esta situación, la de que un jugador italiano y de la Serie A se haga con el trofeo, no se da desde la temporada 2006/07 cuando Francesco Totti perforó la red rival hasta en 26 ocasiones. Aquellos primeros compases de siglo nos dejaron también, un año antes, al primer italiano en lograrlo, Luca Toni. El espigado delantero viola logró tal reconocimiento tras firmar 31 tantos. Son ellos, en el momento en que se redactan estas líneas, los dos únicos jugadores de nacionalidad italiana en lograrlo.

Esos grandes registros de la mencionada dupla coincidieron con la última gran participación internacional del combinado italiano, quién en la Copa del Mundo de 2006 celebrada en Alemania se hizo con el título en una sufrida final ante la selección gala, teniendo estos últimos a Zidane como protagonista de la forma menos esperada. Aquel día Grosso se vistió de héroe para coronar a la selección transalpina como reina del balón, tras no errar el penalti decisivo ante Barthez.

La figura de Totti, esa leyenda romanista que decidió dejar a un lado al poderoso Milán para debutar con el club de sus amores cuando aún era un adolescente, se verá relevada en la historia del balompié italiano por la Immobile, un jugador que, además, tiene ante sí la posibilidad de convertirse en el máximo goleador en una temporada del Calcio, teniendo muy cerca los 36 tantos que firmó el Pipa Higuaín con la elástica napolitana hace ya varias temporadas.

De esta forma, salvo sorpresa de última hora, Ciro se unirá a Luca Toni y Totti como el tercer futbolista italiano -y de la Serie A- que logra hacerse con el prestigioso galardón, monopolizado este por Cristiano Ronaldo y Messi durante la última década.

Un comentario en “Totti, relevado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *