Lealtad a unos colores

Repasamos algunos de los más famosos «One Club Men».

La lealtad, por suerte para unos y desgracia para otros, es una virtud que escasea en los tiempos actuales, sobre todo en el fútbol, un deporte movido por y para generar dinero. Sus protagonistas, en líneas generales, son los principales ejemplos de un desarraigo que se ha ido prolongando con el paso de los años y que ha mitificado la figura del One Club Men, ese personaje que completaba su carrera -normalmente extensa- defendiendo los colores del elenco que le vio nacer.

En ocasiones, como puede parecer lógico, llegamos a olvidar todo lo que el propio término esconde. A pesar incluso de que jugadores profesionales publiquen un sencillo que lleve por nombre el mismo, como los Dani García, De Marcos, Vesga, Balenziaga, Lekue y Villalibre del Athletic Club con su banda Orsai.

Orsai banda
Pocas grupos musicales existen en el fútbol moderno, ellos son la excepción.

La figura del One Club Men tiene su máximo exponente -mejor dicho, debería tenerlo- en Said Altinordu, futbolista internacional turco que defendió durante 27 años la elástica del Altinordu entre los años 1929 y 1956, con más 847 encuentros ligueros a sus espaldas. Es de justicia -que diría el aficionado deportivista- recordar alguno de esos otros míticos personajes.

PAOLO MALDINI

Un cuarto de siglo, ese es el tiempo que estuvo ligado Paolo Maldini al AC Milán sobre el césped, una historia que hoy en día continúa desde la secretaría técnica con la vista bien puesta en Daniele, su hijo. La saga de los Maldini ha formado, forma y formará parte de la historia del club italiano, ganándose Paolo el mayor de los respetos con años de sacrificio y éxito defendiendo una elástica que ya su padre había portado con orgullo.

FRANCESCO TOTTI

Sin salirnos de Italia viajamos a Roma, donde junto a Rómulo y Remo, aquellos dos hermanos que fundaron la ciudad tras ser amamantados por Luperta, bien podría aparecer la figura de Francesco. Debutó con el conjunto romano a los 16 años, siendo aún un imberbe adolescente y habiendo rechazado antes jugosas ofertas económicas de otros grandes clubes como el AC Milán, misma postura que siguió cuando el Real Madrid, con Florentino Pérez a la cabeza, intentó acometer su fichaje. Decidió convertirse, ante la incredulidad de muchos, en lo que hoy en día es; una leyenda.

RYAN GIGGS

Cardiff lo vio nacer y Manchester lo disfrutó. El galés, que a nivel internacional no pudo disfrutar de grandes eventos con su selección más allá de aquellos JJOO de Londres 2012 en los que formó parte del combinado de las islas, levantó hasta 36 títulos con los Red Devils, eléctricas carreras por banda mediante. 672 partidos después, colgó las botas. Como curiosidad debemos mencionar que en su infancia sufrió racismo debido a que su abuelo paterno es natural de Sierra Leona, convirtiéndose años después en una de las múltiples voces que defendió la igualdad racial.

Rogerio Ceni
¿Un portero goleador? Así es.

ROGÉRIO CENI

Puede presumir de ello, como también puede hacerlo de los 131 goles anotados, cifra que lo convierte en el portero más goleador de la historia del balompié a nivel profesional, o de ser el futbolista que más veces ha defendido la elástica del Sao Paulo FC, club que lo acogió en 1991 y lo mantuvo como habitual suplente hasta 1997, prolongándose la espera poco más de un lustro. Internacional absoluto con Brasil, se proclamó campeón del mundo en la edición mundialista de 2002, aquella celebrada en tierras asiáticas y que tan amargo recuerdo deja al aficionado español.

JOSÉ MARÍA BELAUSTE

El primer One Club Men de la historia, o eso dicen los entendidos. Sus más de dos décadas en el Athletic Club de Bilbao, histórico conjunto vasco, bien lo podrían avalar. Una historia, la suya, más que curiosa. Hace un tiempo ya hablamos de él aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *